Química

Indicadores

Publicado por Ángeles Méndez

Los indicadores con colores son siempre ácidos o bases débiles que poseen la propiedad de cambiar su color dependiendo del pH del medio donde se encuentren. Los indicadores se conocen desde antiguo y fueron usados desde el principio para determinar y caracterizar los ácidos y las bases.
Dicha propiedad se debe a que sus distintas formas ácidas o básicas se presentan de una coloración diferente. Si pensamos en un indicador ácido de tipo débil por ejemplo, HIn, cuya constante es Ka, de manera que su forma ácida sea HIn, presenta un color llamado A y su forma básica un color B, tenemos un equilibrio tal que:

HIn ↔ H^+ + In^-
Color A Color B

Ka= [H^+][In^-] / [HIn]

Dependiendo del pH que haya en el medio, el equilibrio se encontrará desplazado en un sentido u otro de manera que a pH < pKa, predominando la especie HIn y observando entonces el color A; en cambio, a pH= pKa, [In^-]= [HIn], percibiremos tan sólo el color B.

Experimentalmente, se sabe que el ojo humano es capaz de poder detectar una mezcla de colores de las dos especies cuando la proporción de éstas es de 1:10. Cuando la proporción se encuentra por debajo de dicho valor, se verá solamente el color mayoritario. Los resultados de los pH nos indican que el intervalo de éste comprendido entre una unidad por encima y otra por debajo del valor de pKa, se observará una mezcla de ambos colores. A dicho intervalo se le conoce con el nombre común de zona de viraje, o también zona de transición del indicador.

Podemos deducir, que no todos los colores los percibiremos con la misma intensidad cuando se encuentran mezclados con otros, realmente, las zonas de viraje varían poco del valor de pKa +/- 1. Así por ejemplo, el rojo de metilo (pKa=5), tiene una zona de viraje teóricamente de entre 4 y 6, pero como el color amarillo de las especies ácidas es de menor intensidad que el rojo de la básica, se necesita una mayor proporción de especie básica para poder se perceptible como mezcla.

Existen muchas sustancias que presentan la mencionada propiedad, pero para poder ser empleadas como indicadores, se necesita que la diferencia entre los colores sea bastante nítida, y así una pequeña cantidad de indicador en la solución a analizar, será suficiente para apreciar con bastante claridad ambos colores, así como también el paso de uno al otro, el cual deberá de ser rápido.

Algunos de los indicadores más utilizados son, por ejemplo, el azul de Timol , cuyo color como ácido es rojo y como básico amarillo, teniendo una zona de viraje de 1,2 a 2,8, con un Pka de 1.65. Con igual colores, pero diferentes valores, tenemos otros indicadores muy utilizados como el naranja de metilo, el rojo de metilo o el rojo fenol. Otro indicador muy usado es la fenolftaleína, con su característico color rosa cuando participa como especie básica, e incolora como ácida.

Cuando necesitamos una alta precisión en el viraje, podemos recurrir a una mezcla de indicadores, que posean zonas de viraje que se solapen entre sí, de manera que la zona de viraje se haga más pequeña. Un ejemplo de este caso puede ser, la mezcla del azul de bromotimol y rojo de fenol, que presenta un cambio de amarillo a violeta con una pequeña zona de viraje que va del 7.2 al 7.6. A este tipo de indicadores resultantes de realizar mezclas de indicadores simples, se les conoce con el nombre de indicadores mixtos.

Categorías: Ácidos y Bases, compuestos químicos