Química

Inicio átomo, Química Ambiental El ozono en la atmósfera

El ozono en la atmósfera

Publicado por Ángeles Méndez

El ozono, alótropo del oxígeno, se encuentra situado casi en su totalidad en la estratosfera (un 90 % del Ozono atmosférico), capa de la atmósfera que se encuentra entre los 16 y los 48 Km. de la superficie terrestre. Esta parte de la estratosfera ocupada por el ozono forma la conocidísima “capa de ozono”.

El ozono de la estratosfera se forma debido a la radiación ultravioleta procedente del Sol, la cual provoca la disociación de las moléculas del O2 (oxígeno molecular), en dos átomos bastante reactivos, lo que les hace fácilmente reactivos incluso con otra molécula de oxígeno, pudiendo así formarse la molécula de Ozono (O3).

La radiación ultravioleta, no sólo provoca la formación del ozono, si no que a su vez, también provoca su destrucción, pues la radiación que posee una longitud de onda más baja de 290 nm, provoca que se desprenda un átomo de oxígeno del O3. De esta manera se puede decir que existe un equilibrio bastante dinámico, ya que a la vez que se forma, se destruye, de manera que se consigue consumir  la gran parte de la radiación. Es por esto que el ozono estratosférico trabaja como filtro protector, sin dejar pasar las radiaciones perjudiciales  ( UV-C y UV-B) a la superficie terrestre, siendo el O3 el único que puede absorber este tipo de radiación.

Este tipo de luz ultravioleta provoca graves daños al llegar a la superficie terrestre, ya ser en la naturaleza, en los animales o en los hombres, provocando cáncer de la piel y otros tejidos, etc. La capa de ozono es tan sumamente importante que incluso se dice que la vida en la Tierra no se hubiese desarrollado como tal, si esta no existiese.

Los contaminantes provocan que el equilibrio del ozono en la estratosfera se vea dañado, contaminantes  generados por los seres humanos, como  por ejemplo, los CFCs (clorofluorcarbonados), suben hasta la parte alta de la atmósfera, provocando la destrucción del ozono de forma más rápida de lo que tarda éste en formarse, hecho que provoca el desgraciadamente  famoso, “ agujero de la capa de ozono”.

La concentración del ozono en la atmósfera se puede medir a través de instrumental en los  satélites, como por ejemplo el GOMOS.

La capa de ozono es un tema tan importante y serio, que es la única temática ambiental en la historia de la humanidad que ha sido tratada  a nivel mundial y que se ha intentado poner medidas para solucionar, o al menos paliar el problema.

Como se comentó anteriormente, el ozono en la estratosfera se forma y destruye constantemente. Este se forma continuamente, siguiendo una serie de reacciones, conocidas como reacciones de Chapman:

  1. O2 + hυ → O  + O Formación del ozono
  2. O + O → O3
  3. O3 + hυ → O + O2 Destrucción del ozono
  4. O + O3 → O2  + O2

También en la estratosfera se produce la conversión de las radiaciones en calor:

O3 + hυ → O2 + O

O + O2 → O

El ozono, a pesar de que hay un total de unos tres mil millones, se le conoce como gas traza, es decir , que se encuentra en concentraciones muy bajas, aunque estemos hablando de las zonas donde más abundante es su presencia.

El ozono suele ser medido en Unidades Dobson (DU). Así, en las áreas tropicales, el ozono suele encontrarse entre los 250 y los 300 DU, mientras que en las zonas templadas, existen muchas varaciones de concentración, generalmente dependiendo de la epoca del año y la estación en la que nos encontremos, teniendo unos valores que varían desde los 475 DU a 300 DU o incluso menos.

Categorías: átomo, Química Ambiental