Química

Radio Iónico

Publicado por Mónica González

El radio iónico, como el propio nombre lo indica, se refiere al valor designado para el radio de un ión en un sólido cristalino, basado en el presupuesto de que los iones poseen una forma esférica.

Este puede ser usado en la difracción de rayos X para medir la distancia internuclear en sólidos cristalinos.

Los iones presentan un tamaño superior o inferior al del átomo de donde provienen así sean aniones (iones negativos) o cationes (iones positivos).

Así, si un átomo se transforma en un catión hay remoción de electrones de valencia.

Como el catión posee menos electrones de valencia, mas allá que la carga nuclear no varíe, las repulsiones electrón-electrón disminuyen y la fuerza de atracción que el núcleo ejerce sobre ellos aumenta, provocando una contracción de la nube electrónica.

De este modo, un catión tiene una dimensión inferior a la del átomo que lo origina, por lo que el radio atómico es mayor que el radio del catión.

En el caso de que un átomo se transforme en un anión, hay captación de electrones. Mas allá que su carga nuclear no varié, aumenta el número de electrones y por este motivo, las repulsiones electrón-electrón aumentan también.

Se observa una expansión de la nube electrónica. De esta forma, un anión posee una dimensión superior a la del átomo que lo originó, por lo que el radio atómico es menor que el radio del anión.

De entre dos iones con carga igual, aniones o cationes, presenta mayor radio iónico el que tenga mayor número atómico.

En la Tabla Periódica, el radio iónico, por regla general aumenta a lo largo de un grupo y disminuye a lo largo de un período.

Categorías: átomo, Conceptos Básicos, Leyes Químicas, Química nuclear, Teorías