Química

Inicio Química Orgánica Aceites esenciales

Aceites esenciales

Publicado por Ángeles Méndez

Un aceite esencial es una mezcla de diferentes sustancias de tipo química que han sido sintetizadas por las plantas, siendo aquellas que consiguen dar ese aroma característico que poseen muchas planta, flores, especias, etc. Los aceites esenciales son productos químicos muy aromatizados, de tipo no graso y poco densas, pero bastante volátiles, lo que hace que sean fácilmente evaporadas.

Dichos aceites son insolubles en agua, algo solubles en vinagre y totalmente solubles en alcoholes, así como lo son también en grasas, ceras u otros aceites vegetales. Se suelen ver oxidadas simplemente con la exposición de éstas al aire.

En la actualidad se han conseguido extraer más de 150 aceites esenciales diferentes, pues cada una de ellas tiene su propio aroma y propiedades curativas que las hacen únicas. Todas proceden de plantas, a menudo, plantas muy comunes y de gran uso como puede ser el caso del perejil.

La palabra esencia o aceite esencial, se usa también para sustancias sintéticas que proceden del alquitrán de hulla, así como también para sustancias llamadas semisintéticas, que han sido preparadas y obtenidas a través de aceites naturales de tipo esencial. Cuando se habla de aceites esenciales puros, generalmente se hace para exaltar la diferencia entre los aceites de tipo natural y los sintéticos.

Se inicio a preparar aceites esenciales con la finalidad de poder proteger y prevenir enfermedades, o también ahuyentar diferentes insectos o viceversa.

Los aceites característicos son los de las magnoliales, los laurales, los piperales y los austrobaileyales, existiendo también grupos de algunas familias que no pertenecen a dichos órdenes, como es el caso de las Rutaceae, y la Myrtaceae, o familias como las apiales, Lamiaceae, etc.

Los aceites esenciales se encuentran presentes en diferentes partes de la planta como por ejemplo:

  • En las flores, como puede ser el caso de la esencia de lavanda, jazmín, rosas, etc.
  • En todo el árbol en general, como es el caso de los eucaliptos.
  • En las hojas, como es el caso de la Citronela
  • En la parte de la madera del árbol, como se da en el caso del sándalo.
  • En la raíz, en el caso del lirio, o el vetiver
  • En la resina, como en la mirra, o el incienso.
  • Incluso en la cáscara de las frutas y frutos, como son el limón y la naranja.

Para nominar a un aceite esencial se utiliza el mismo nombre de la planta de donde proceden, de éste modo se dice, aceite esencial de naranja, aceite esencial de romero, etc.

Pero en algunos tipos de plantas, se puede extraer un aceite esencial que cambia de nombre dependiendo de la parte de la planta de la cual se extraiga, así por ejemplo en el caso del naranjo, si se extrae de las flores mediante destilación, dicho aceite se conocerá como azahar, si se extrae de los frutos apenas formados, se conoce con el nombre de petit grain, y si , en cambio procede de la cáscara de los frutos, se conoce como aceite esencial de naranjo.

En numerosas ocasiones es de utilidad utilizar la nomenclatura botánica para evitar posibles errores o confusiones. Este es el caso del aceite que procede de la planta Aniba rosaeodora, que se conoce con el nombre de aceite esencial de palo de rosa, que puede prestar confusión, pero en ninguno de sus casos tiene nada que ver con las rosas que conocemos y usamos en nuestros jardines.

Las aceites esenciales tienen diferentes métodos de obtención, pues éstas son muy inestables, fácilmente volátiles, frágiles y se ven alteradas con la luz. Para conseguir extraerlas de la fuente natural, se suelen usar generalmente dos métodos:

Destilación por arrastre de vapor, también conocida como por corriente de vapor.
Extracción, que puede llevarse a cabo por presión de frío (exprimiendo sin utilizar el calor), o por un método conocido como enfleurage.

Los aceites esenciales son muy concentrados, por lo cual necesitan solamente pocas cantidades para conseguir obtener la eficacia que deseamos.

Por supuesto, los aceites pueden ser sintetizados de manera artificial, que hoy en día es lo más frecuente, pues existe una gran demanda de dichos productos y ésta no puede conseguir ser abastecida solamente de manera natural.

Éstos se encuentran formados por terpenoides de tipo volátil, que se encuentran formadas por unidades de 10 átomos de carbono o de 15 carbonos. El olor del aceite esencial procede de la estructura química de grupos funcionales como los aldehídos, las cetonas los ésteres, etc.

Cada una de las aceites se encuentran formadas por alrededor de 100 compuestos químicos distintos, se pueden clasificar en aldehídos, fenoles, óxidos, alcoholes, cetonas, y terpenos. Se sabe con seguridad que aún existen muchísimos compuestos sin identificar.

En cuanto a las propiedades, todos los aceites esenciales tienen propiedades antisépticas, pero cada una de ellas tiene propiedades específicas, como por ejemplo, propiedades diuréticas, expectórales, analgésicas, y un largo etc. De esta manera, los aceites esenciales en nuestro organismo pueden actuar de manera farmacológica, fisiológica o incluso psicológica, al actuar sobre el sistema nervioso o muy frecuentemente sobre los sentidos.

Es destacable el uso de los aceites esenciales en la industria de la perfumería, donde los aceites se mezclan con nuestra piel, produciendo un aroma particular y distinto para cada piel.

Hoy en día los aceites esenciales tienen innumerables aplicaciones, llegandose incluso a utilizar para conservar la carne y otros alimentos, debido a las propiedades insecticidas que tienen algunos de estos aceites.

Otra utilización muy extendida en los últimos años es la aromaterapia, ya que muchos aceites poseen propiedades relajantes.

Es de mencionar la manera de conservación de los aceites esenciales, pues deben absolutamente estar protegidos de la luz, por lo que se suelen utilizar unas botellas de vidrio, generalmente de color azul.

No hay que confundir a los aceites esenciales con otras esencias de origen floral como las conocidas flores de bach, las cuales no tienen aroma, ya que son extraídas con métodos diferentes a los de los aceites esenciales.

Categorías: Química Orgánica

Un comentario para “Aceites esenciales”


  • me pareció muy buena la información, solo como detalle, te recomiendo cada que publiques algo poner la fuente o bibliografía para poder saber de donde tomaste la información, eso le da veracidad.