Química

Fuerza de enlace

Publicado por Mónica González

La fuerza de enlace es la fuerza que une a dos átomos que están enlazados. También se puede definir la fuerza de enlace como el grado en que el átomo que se encuentra unido al átomo central contribuye a la valencia de éste.

La fuerza de enlace es directamente proporcional al orden de enlace e inversamente proporcional a la longitud de éste. Además, a mayor fuerza de enlace, mayor será la energía del mismo, y mayor la energía necesaria para disociar dicho enlace. Estos últimos dos parámetros, energía de enlace y energía de disociación de enlace son los que se utilizan para medir la fuerza del mismo.

Calcular la energía de enlace puede llegar a ser un proceso largo y complejo, por esta razón muchas veces se usa la energía de disociación de enlace para medir la fuerza de éste.

En este caso se podría definir la fuerza de enlace como el cambio de entalpía (entrada de calor, o delta H) necesaria para disociar un enlace de sustancia gaseosa, o la energía necesaria para separar dos átomos que están enlazados. Este proceso es siempre endotérmico, es decir,  cuando la reacción ocurre consume calor.

En la siguiente tabla observamos algunas moléculas diatómicas y su fuerza de enlace.

Para calcular la energía de disociación de enlace en las moléculas poliatómicas, muchas veces se toma la energía necesaria para disociar toda la molécula y luego se divide dicha energía entre el número de átomos.

Tomemos por ejemplo la molécula de metano: <strong>CH4 </strong>. La energía necesaria para disociar la molécula completa es de 1660 kJ por mol. Si dividimos esta energía entre los cuatro enlaces C-H, tenemos que para cada uno la energía será de 415 kJ. Esta es una energía promedio. Muchas veces la energía promedio no coincide totalmente con la necesaria para disociar cada átomo por separado, dado que los enlaces se ven influidos también por los restantes átomos. Dicho de otra manera, cuando un átomo de hidrógeno ha sido disociado, la energía necesaria para disociar el segundo no es exactamente la misma. De todas maneras la diferencia es pequeña.

Otro parámetro que podemos tomar en cuenta para cuantificar la fuerza de un enlace es el solapamiento de orbitales atómicos. Cuanto mayor sea el traslape, habrá mayor cantidad de electrones situados entre los núcleos,  y el enlace tendrá mayor fuerza. Este cálculo se llama integral de traslape.

Categorías: Conceptos Básicos, Enlaces químicos, General, Propiedades