Química

Los Isoflavonoides

Publicado por Mónica González

Este artículo describe el papel de las isoflavonas o isoflavonoides en la salud humana. Aborda los descubrimientos científicos en las áreas de las enfermedades crónicas concretamente en la enfermedad cardiovascular, ciertos cánceres, osteoporosis y síntomas menopáusicos.

Las isoflavonas son los fitoestrógenos más estudiados. Existe un creciente interés en el estudio de la dieta y estilo de vida como factores importantes que pueden soportar cambios significativos.
Existen diferencias obvias entre los estándares alimenticios de Occidente y Oriente, en este último, la dieta es reducida en grasa y rica en fibra comparativamente a la mayoría de las dietas occidentales.

La cocina oriental incluye normalmente, menos alimentos de origen animal relativamente al Occidente.
Debido a estas diferencias en los hábitos alimenticios que pueden contribuir para las grandes variaciones en las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares entre el Oriente y el Occidente, un creciente número de estudios se centran en los productos de soja y en sus componentes fitoquímicos, llamados comúnmente isoflavonas.

Los componentes bioactivos de la soja son: aminoácidos, péptidos, fibra e isoflavonas.

Estos se encuentran de forma natural en la proteína de soja y las isoflavonas presentes son: genisteína, daidzeina y gliciteína.

Sin embargo, es necesaria precaución para concluir que los efectos serán para concluir que los efectos serán positivos para todas las edades en el ser humano.
Los factores sociales y del medio ambiente también actúan de forma crucial.
Las isoflavonas son hormonas naturales existentes en muchas plantas. Han sido identificados por lo menos 20 compuestos en cerca de 300 plantas: ajo, perejil, soja, trigo, arroz, frijoles, zanahorias, patatas,

Han sido identificados por lo menos 20 compuestos en cerca de 300 plantas, ajo, perejil, soja, trigo, arroz, frijoles, zanahorias, patatas, granadas, cerezas, manzanas y el café.

Estos compuestos fitoestrogénicos son relativamente menos potentes que los estrógenos naturales.

Las más estudiados son las isoflavonas (existentes en el frijol de soja y otras legumbres)y los lignanos (resultantes de la degradación , por la flora microbiana intestinal, de compuestos existentes en granos, fibras, semillas, numerosos frutos y vegetales) y los coumestanos por su parte se encuentran en el trébol púrpura y en las semillas de girasol, entre otros.
Los principales fitoestrógenos son las isoflavonas (genisteína, daidzeína, biochanina A), los lignanos (enterodiol y enterolactona) y los coumestanos (coumesterol)

Los fitoestrógenos constituyen un grupo de compuestos no esteroides que se comportan como se comportan como agonistas y antagonistas de los estrógenos, que tienen un papel semejante al de las hormonas femeninas estrógenas, con una acción global sobre los diferentes síntomas de la menopausia.

Los principales fitoestrógenos con importancia en nutrición y que pueden tener mayor peso en la salud humana son las isoflavonas de soja, donde la soja tiene una mayor concentración de la sustancia activa.

Las isoflavonas son los fitoestrógenos más estudiados
En Oriente, la dosis estimada de consumo varía entre 20 y 50 mg/día, entre tanto que en Occidente, esta dosis es menor a 1 mg/día.

Esto se verifica por los niveles de excreción de las formas activas de las isoflavonas, representadas en la tabla a continuación, entre hombres y mujeres de Japón y el Reino Unido.
Siendo así será conveniente identificar el origen de las isoflavonas de soja.

Daidzeina Genisteina Enterolactona (1) Equol (2)
Japón UK Japón UK Japón UK Japón UK
M 246,8 12,5 501,9 27,7 22,7 18,7 57,6 2,2
H 282,5 17,9 492,7 33,2 32,6 24,4 99,1 0,57

(1)               Metabolito del matairesinol

(2)               Metabolito de la daidzeina

La soja (soja híspida) es una planta herbácea de la familia de las fabaceas, cuya utilización terapéutuca está ligada a su tenor en isoflavonas.

Es una pequeña planta herbácea anual, de hojas tripartidas que existe apenas como planta cultivada. El fruto por su parte, es una vaina que contiene granos de forma oval.

Utilizada desde hace mucho en la alimentación asiática bajo formas muy variadas (semillas, leche, queso, tofu, productos de fermentación, etc.) la soja solo muy recientemente pasó a ser conocida en Occidente.
Del grano de soja son extraídas substancias diferentes; el aceite refinado es rico en ácidos grasos y es utilizado por esta razón en la alimentación por perfusión; la harina es rica en proteínas vegetales, con bajo tenor de colesterol, siendo utilizada por individuos con una dieta hipocolesterolémica y desde hace poco tiempo el descubrimiento de las isoflavonas.
Estas son convertidas por las bacterias intestinales en genisteína, daidzeína y equol.
Las dos principales isoflavonas son la genisteína y la daidzina que, bajo la influencia de un betaglucano producido por la flora intestinal, son transformadas en genisteina y daidzeina (sus formas activas), que constituyen los fenoles heterocíclicos con estructura análoga a la de los estrógenos.

Los fitoestrógenos, son compuestos naturales que se encuentran en los alimentos con actividad semejante a la de los estrógenos, o sea, comportándose como estrógenos de baja actividad, cerca de 1000 a 10.000 veces menos activos que el estradiol. Actúan a través de su fijación en el organismo humano sobre los receptores de estrógeno, imitando así, los efectos hormonales de ellos.

Categorías: compuestos químicos, elementos químicos, Propiedades, Química Orgánica