Química

Sustancias Moleculares

Publicado por Mónica González

Una sustancia molecular es una sustancia formada básicamente por moléculas. Las sustancias moleculares generalmente poseen punto de fusión y ebullición menor que aquellos compuestos iónicos, las interacciones entre moléculas son muy pequeñas, consistiendo apenas de fuerzas de Van der Walls (fuerzas intermoleculares).

La gran variedad de sustancias presentes en la naturaleza se debe a la capacidad que los átomos tienen de combinarse entre si, esta propiedad es denominada como enlace químico y puede suceder entre átomos de un mismo elemento o de elementos diferentes.

Molécula es, por tanto, la menor combinación de átomos que mantienen la composición de la materia inalterada. Los átomos pueden unirse a través de enlaces químicos covalentes, iónicos o metálicos.

Los arreglos entre moléculas forman sustancias moleculares o compuestos moleculares. Esas sustancias se encuentran a temperatura ambiente en los tres estados físicos: sólido, líquido y gaseoso.

La molécula de agua es formada por el enlace entre dos átomos de hidrógeno (H) y un átomo de oxígeno (O). Esa molécula se encuentra en estado líquido y es representada por la fórmula H2O:

H ― O ― H

La molécula de metano esta formada por el enlace entre un átomo de carbono (C) y cuatro átomos de hidrógeno (H), siendo representada por la fórmula CH4 (ver figura de a continuación):


El agua y el metano son sustancias moleculares, pues son formadas por moléculas. Además de estas, podemos citar como ejemplos de sustancias moleculares: el azúcar (de estado sólido), el alcohol (en estado líquido) y los gases en general (en estado gaseoso).

Propiedades de las sustancias moleculares

Fuerza intermolecular: A temperatura de ebullición (T.E.) de una molécula es influenciada por la interacción entre sus átomos (fuerzas de atracción intermoleculares): cuanto más intensa fuese la atracción entre las moléculas, mayor será la temperatura de ebullición.

Tamaño de las moléculas: El tamaño de un compuesto molecular también recibe influencia su punto de ebullición. Cuanto mayor fuese la sustancia, mayor será su superficie de contacto, debido al aumento de las interacciones entre las moléculas, consecuentemente la temperatura de ebullición va a aumentar.

Categorías: átomo, Conceptos Básicos, Química nuclear