Química

Inicio compuestos químicos Anestésico local

Anestésico local

Publicado por Ángeles Méndez

Los anestésicos locales conforman una familia de compuestos bastante estudiada. La química ha conseguido que en este campo se pueda demostrar las habilidades que se poseen para establecer las características esenciales que tienen las drogas naturales, pudiendo así perfeccionarla introduciendo cambios en las estructuras básicas. Con frecuencias dichos compuestos sintéticos análogos a los compuestos naturales son superiores, siempre que los miremos desde el punto de vista de la curación, sin el problema de producir tantos efectos secundarios.

Con el paso de los años se han conseguido sintetizar, así como ensayar con centenares de tipos de anestésicos locales nuevos. Por diversas razones, la gran mayoría de este tipo de anestésicos no son de uso general, ni siquiera ha finalizado aún la búsqueda del que se pueda considerar el anestésico local perfecto.

Los anestésicos locales cuyas actividades han sido estudiadas poseen unas características estructurales bastante generalizadas y comunes, como por ejemplo: todos ellos poseen un anillo de tipo aromático, el cual se sitúa en un lado de la molécula. En el extremo opuesto al anillo aromático encontraremos siempre una amina de tipo secundaria o terciaria. Entre los dos extremos se encuentra siempre una cadena, la cual por lo general se encuentra formada por un número de unidades de carbonos que oscilan entre 1 y 4. También la parte aromática de la molécula, por lo general, suele ser un compuesto tipo éster de ácido aromático. De hecho, dicho grupo funcional, el éster, participa de manera importante en los procesos de desintoxicación corporal de dichos compuestos, pues se desactiva al hidrolizarse el enlace tipo éster en la corriente sanguínea. Sin embargo, los compuestos que no poseen la función de ésteres, provocan un efecto más prolongado en el tiempo, siendo también por lo general, más tóxicos, realmente todos los anestésicos con estas características sin ésteres son más tóxicos, con la excepción de la conocida, lidocaína, la cual, en lugar de ésteres, posee una amida.

Por otro lado tenemos, el grupo amino terciario, también posee un importante papel, pues gracias a ser soluble en agua, los hidrocloruros correspondientes es lo que hace posible que este tipo de anestésicos puedan inyectarse. Es por esto que la benzocaína, aunque es muy activa, no se usa en inyecciones, pues al no ser tipo soluble en el agua, no puede difundirse de manera correcta por los diferentes tejidos. Así, la benzocaína se utiliza por lo general en preparaciones para aplicar en la piel, por ejemplo en aplicación directa en linimento, por lo que suele ser un componente de diferentes pomadas contra las quemaduras de la piel.

Categorías: compuestos químicos