Química

Cianuro

Publicado por Ángeles Méndez

Cuando hablamos de cianuro, o ion cianuro, nos encontramos haciendo referencia a un anión de tipo monovalente, el cual se representa bajo el símbolo CN-. Se encuentra constituido por un carbono unido a un nitrógeno a través de un enlace triple ([: C≡N:]-).

En la química orgánica, los compuestos que tienen un grupo C≡N junto a un alquilo, se les conoce con el nombre de nitrilos. Estos pueden dar lugar a moléculas gaseosas como puede ser el HCN (cianuro de hidrógeno) o el CNCl (cloruro de cianógeno), entre otros. El cianuro es una sustancia ampliamente utilizada en la industria, ya sea en el campo de la minería y el trato de algunos metales o en la fabricación de sustancias plásticas. El cianuro es un compuesto altamente tóxico, que puede llegar a ser mortal.

El cianuro posee un intenso y característico olor, que recuerda a las almendras de tipo amargo, sin embargo, en ocasiones se presenta inodoro, o incluso existen personas incapaces de detectar su aroma, debido a un problema genético. Este hecho puede ser peligroso, pues suele iniciar a ser tóxico en las concentraciones en las que es perceptible su olor.

El altamente tóxico debido a que actúa inhibiendo el complejo de citocromo C Oxidasa, lo que hace que se bloquee la cadena transportadora de electrones, es decir, la respiración de las células. Principalmente, su nocividad radica en su poder de hacer que el oxígeno no cumpla su función en el organismo, al bloquear el paso de este hacia los glóbulos rojos, para poder posteriormente ser utilizado en la respiración. Así por ejemplo, cuando se realiza un proceso de autopsia a un cadáver que ha sufrido un envenenamiento por cianuro, se ve claramente una alta concentración de oxígeno situado en las venas, junto con cantidades de ácido láctico, como resultado de un procedimiento de respiración de tipo anaerobia por parte de las células con carencias del elemento oxígeno.

El cianuro como tal, no causa asfixia ni es continuado su efecto, pues por naturaleza, a través de la acción de la luz solar tiende a descomponerse y destruirse, sufriendo una oxidación a gases con formas Cox o NOx, produciendo nitritos o sustancias cloratos, que son ampliamente usadas en los procesos de purificación de aguas que se encuentran contaminadas con plomo.

Para acabar con el cianuro a nivel industrial se usan diferentes métodos, por ejemplo, la recreación de la degradación de tipo natural, la oxidación de tipo química, o la biodegradación entre otras. También, hoy en día existen métodos de reutilización y reciclaje del cianuro.

En la naturaleza encontramos cianuro con normalidad, pues el cianuro de hidrógeno apareció desde las primeras fases de formación y desarrollo de la vida en nuestro planeta. Además, el cianuro aparece en diferentes organismos vivos, en concreto microorganismo, o algunos insectos, además de plantas, las cuales suelen usar a este compuesto a modo de protección en ciertas etapas de su desarrollo.

Por otro lado, podemos encontrar cianuro presente en diferentes alimentos de uso común entre los humanos, como pueden ser las almendras, u otros frutos como las nueces o castañas, además está presente en los huesos de muchas frutas del tipo de los melocotones o ciruelas, o en sus pepitas, como en el caso de las manzanas o las uvas. También existe presencia de cianuro en nuestro entorno debido a actividades del hombre, como es el caso del humo de coches y tabaco, y en la combustión de algunos materiales de origen sintético.

Como ya hemos mencionado, el cianuro recibe numerosas aplicaciones y usos, por ejemplo, en la industria, donde se usa en procesos que van desde la producción del papel, hasta la fabricación de diferentes tipos de plásticos, pasando por la creación de pinturas o productos textiles. Se encuentra presente en muchos productos químicos, pudiendo ser usado en aplicaciones tan dispares como el revelado fotográfico, limpiado de metales o en procesos de galvanizado.

Cuando el cianuro se presenta a modo de gas, este puede ser aplicado en el control de plagas de diferentes especies. En el campo de la minería se usa para recuperar metales como el oro, a través de procesos de lixiviación. Por supuesto, el cianuro también tiene cabida en la industria médica y farmacéutica, donde se usa, por ejemplo, en medicinas contra el cáncer. También viene usado en la fabricación de ciertos productos, que aunque en pequeñas dosis, también contienen cianuro, como es el caso de algunos pegamentos de tipo sintético.

En el campo de la química analítica, suele ser utilizado para el reconocimiento de distintos tipos de iones. Más amplio es el uso del cianuro en la galvanoplastia a través de baños. Además es esencial el uso de este compuesto en la fabricación de cementos de aceros, o la fabricación de productos tan conocidos como el nailon, y un largo etc.

Debemos recordar que el cianuro es altamente tóxico a través de la inhalación o ingestión, e incluso a través del contacto directo con la piel. También es tóxico para el medio ambiente, pues cuando el cianuro se encuentra en presencia de ácidos, se libera a modo de gas de cianuro de hidrógeno, el cual es altamente tóxico.

Categorías: átomo, compuestos químicos, Gases