Química

Química del colesterol

Publicado por Ángeles Méndez

El colesterol es un alcohol que se clasifica como esteroide, grupo que se encuentra formado por compuestos caracterizados por poseer una estructura molecular formada por cuatro ciclos que se encuentran condensados.
El colesterol es una molécula de lípido que se encuentra en los tejidos y en el plasma sanguíneo del cuerpo, tanto de seres vertebrados como invertebrados. Las concentraciones más altas de esta molécula se encuentran en órganos como el hígado, cerebro, glándulas adrenales, medula espinal, la piel, etc.

Cuando hablamos de su estructura química, decimos que es un lípido de tipo esteroide, que se encuentra formado por una molécula de ciclopentanoperhidrofenatreno, la cual se forma por cuatro ciclos de carbono condensados a los que se les nomina como A, B, C y D, y presentando diferentes sustituciones.

En la molécula de colesterol podemos hacer referencia a una cabeza polar, formada por un grupo hidroxilo y una cola de tipo apolar que se encuentra formada por un ciclo de carbono con núcleos condensados y sustituyentes de tipos alifáticos. De esta manera, podemos decir que el colesterol es una molécula hidrofóbica, y bastante soluble en disolventes de tipo apolar como puede ser por ejemplo, el cloroformo. En definitiva, el colesterol está formado por un centro, o núcleo de anillos bencénicos, una cadena de tipo alifática larga, radicales metilo, y un grupo –OH, el cual es fundamental para formar la parte hidrófila de la molécula de colesterol.

El ser humano consigue el colesterol a través de dos vías, una exógena y otra endógena. A través de la vía exógena entran los alimentos de origen animal, a través de los cuales se obtienen las moléculas de colesterol. Algunos de estos animales son los huevos, en especial las yemas, el hígado, carnes rojas, calamares, etc. En cuanto a la vía endógena, esta se refiere a la síntesis de colesterol producida en el hígado. El colesterol es transportado a través de la sangre por las lipoproteínas debido a la gran insolubilidad que presenta en agua. Además el propio organismo genera colesterol partiendo de las grasas saturadas.

El colesterol es una molécula necesaria en nuestro organismo y posee diferentes funciones como por ejemplo:

Función estructural: Estructuralmente hablando, el colesterol es una molécula con gran importancia para las membranas de las células de los animales, ya que no se presenta en ningún vegetal. A pesar de que el colesterol se encuentra en poca cantidad dentro de las membranas, son importantes para ellas pues les da estabilidad.
– El colesterol es un precursor para la Vitamina D: Esta vitamina es sintetizada a partir del colesterol, considerándose una hormona debido a las funciones que realiza en nuestro metabolismo, sobre todo en el metabolismo del calcio.
– Partiendo del colesterol, se consiguen sintetizar diferentes hormonas de tipo sexual, como son la progesterona, la testosterona, y los estrógenos, por lo que se considera al colesterol como precursor de este tipo de hormonas.
– También el cortisol y la aldosterona se encuentran precursadas por el colesterol.
– Actúa como precursor de las sales biliares.

A pesar de su gran utilidad, las cantidades de colesterol en nuestro organismo deben controlarse, pues un exceso puede causarnos serios problemas cardiovasculares, como la arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias), además de aumentar la presión arterial, etc. Así, como media se recomienda una concentración por debajo de 200 mg/dl de colesterol para reducir los posibles riesgos.

Categorías: compuestos químicos, Química Orgánica