Química

Oro

Publicado por Ángeles Méndez

Al oro, junto con los demás elementos de su grupo, es decir, junto al cobre y la plata, se le conoce también como un metal de acuñación, pues históricamente se utilizaba para tal fin. Fueron ciertas razones que hicieron que un metal como el oro tuviera dicha finalidad, y son su fácil obtención en estado metálico; su maleabilidad, que hace posible que se puedan estampar discos de metal con diseño sobre el; su poca reactividad química; y su poca abundancia, lo que implicaba que las monedas tuvieran un valor intrínseco del metal mismo, no como ocurre hoy en día, que las monedas que utilizamos, en sí misma tiene poco valor real.

El oro es un metal de transición, que colocamos en el grupo 11 de la tabla periódica de los elementos. Es un metal considerado en el grupo de los metales preciosos. Se trata de un metal considerablemente blando para ser manejable con facilidad, brillante (de hecho su nombre en latín “aurum” así lo indica), es pesado, y dúctil entre otras características. A parte de para acuñar monedas, el oro es usado de manera tradicional en el campo de la joyería, gracias a la gran resistencia a la corrosión que posee dicho material. También comúnmente los objetos realizados con dicho material poseen gran valor, tanto económico como representativo.

El oro es un metal amarillo que exhibe un número de oxidación de +1. El grupo del oro, junto con el de los metales alcalinos, son los únicos metales que presentan dicho número de oxidación. En el caso del oro, a parte del +1, existe el número de oxidación +3, preferido por su estabilidad termodinámica. El oro no se oxida con facilidad, como puede apreciarse en su potencial de reducción positivos:

Au^3+ (ac) + 3e^- → Au (s); Eº = + 1.68 V

Con un potencial de reducción tan alto, dicho elemento siempre se encuentra en como un metal en estado libre en la naturaleza. Debido a que el oro es un ácido bastante suave, los minerales de oro que se conocen, como son la calaverita ( AuTe2), o la silvanita ( AuAgTe4), poseen una base muy suave, que es el telurio. Para la extracción de las menas de oro, se utiliza el proceso de cianuro. El óxido de oro (I), Au2O, es uno de los compuestos de oro más estables en los que el metal posee un número de oxidación de +1. Al igual que sucede con el cobre, dicho estado de oxidación solamente es estable en compuestos de tipo sólido, pues las soluciones de todas las sales de oro con valencia 1, dismutan para dar oro metálico e iones de oro (III), siguiendo la reacción:

3 Au^+ (ac) → 2 Au (s) + Au^3+ (ac)

Uno de los compuestos más comunes que tiene el oro, es el cloruro de oro (III), AuCl3, el cual puede prepararse con tan sólo hacer reaccionar dos elementos, como nos indica la siguiente reacción:

2 Au (s) + 3 Cl2 (g) → 2 AuCl3 (s)

La disolución de cloruro de oro (III), en ácido clorhídrico concentrado da el ion tetracloroaurato(III), que no es otra cosa que uno de los componentes del conocido como “oro líquido”, que es una mezcla de oro en solución la cual se deposita en una película de oro metálico cuando éste se ve calentado.

El oro posee, al igual que la plata, aplicaciones médicas de tipo específicas, utilizándose sus compuestos en fármacos, como puede ser el auranofina, utilizada pata tratar la artritis.

Categorías: elementos químicos