Química

Titulación

Publicado por Mónica González

Es el método por el cual se determina una cantidad desconocida de una sustancia particular, mediante la adición de un reactivo estándar que reacciona con ella en proporción definida y conocida.

La adición de un reactivo estándar (un reactivo de concentración conocida y frecuentemente denominado como reactivo titulado) se regula y se mide de alguna forma, requiriéndose un método de indicación para saber cuando la cantidad de reactivo normal juntado y precisamente la suficiente para reaccionar cuantitativamente con la sustancia que se determina.

Como consecuencia, conociendo la proporción en que reaccionan las sustancias y teniendo determinada la cantidad de una sustancia (el reactivo titulado) necesaria para reaccionar en esta proporción, se puede calcular fácilmente la cantidad desconocida de sustancia presente en el frasco de reacción.

En una titulación, el punto en que la cantidad de reactivo titulado adicionado es exactamente suficiente para que se combine en una proporción estequiométrica, o empíricamente reproducible con la sustancia que se determina, se llama punto de equivalencia.

El punto final de una titulación debe coincidir con el punto de equivalencia o estar muy próximo de él. La diferencia entre los puntos de equivalencia y final se llama intervalo del indicador.

Las titulaciones se realizan casi siempre con soluciones o disoluciones, sin embargo también es fácil realizarlas con sustancias en los estados gaseosos, sólido y de fusión, si se dispone de equipo adecuado.

Ejemplo:

Veamos cómo realizar la titulación de la solución de ácido sulfúrico de concentración x moles/litro por medio de una solución de hidróxido de sodio de concentración 0,10 moles/litro.

Por medio de una pipeta o de una bureta medimos el volumen de 25,00 mL de la solución de ácido sulfúrico y transferimos esa solución para un erlenmeyer, agregando algunas gotas de solución alcohólica de fenolftaleína, que va a actuar como indicador.

La solución en el erlenmeyer quedará incolora, pues la fenolftaleína en medio ácido permanece incolora.

Colocamos la solución de hidróxido de sodio de concentración 0,10 moles/litro en el interior de una bureta y haceos el nivel de esa solución coincidir con el cero de la bureta. Ahora iniciamos la titulación propiamente dicha.

Goteamos la solución de hidróxido de sodio en el interior del erlenmeyer, bajo agitación contínua. A medida que la solución de hidróxido de sodio va siendo introducida en el frasco, la cantidad de ácido sulfúrico en su interior va disminuyendo, porque existe neutralización del ácido por la base.

En tanto exista ácido sulfúrico en el erlenmeyer, la solución en su interior permanecerá incolora. En un dado instante, al caer una gota de hidróxido de sodio en el erlenmeyer, la solución se pondrá rojiza. En ese instante se cierra el grifo de la bureta y está terminada la titulación.

La última gota de NaOH que cayó contiene exceso de NaOH, pues apareció la coloración rojiza, sin embargo este exceso es despreciable. Cuando la solución pasa de incolora a rojiza, significa que el ácido sulfúrico reaccionó completamente con el NaOH (fin de la titulación).

Volumen de NaOH gastado en la titulación: 22,5 mililitros. Por tanto, 25,00 mililitros de ácido sulfúrico de concentración x moles/litro exigirán en la titulación 22,5 mililitros de NaOH de concentración 0,10 moles/litro.

Categorías: compuestos químicos, Conceptos Básicos, Ecuaciones Químicas, elementos químicos, Propiedades, Reacciones químicas