Química

Anodizado y electrocoloreado del aluminio

Publicado por Mónica González

Anodizado

Una de las principales propiedades del aluminio consiste en su gran resistencia a la oxidación. Este fenómeno se debe a que el aluminio en contacto con el aire, forma en su superficie una capa de óxido tal que aísla el resto del material, y la oxidación no puede continuar.

El anodizado es una técnica que se utiliza para modificar la superficie del aluminio, creando una capa de protección, mediante el óxido protector del aluminio, llamado alúmina.

Esta capa de alúmina protege el material de la corrosión.

El anodizado se consigue mediante un proceso electroquímico. El aluminio a recubrir con alúmina es el ánodo en un circuito eléctrico que permitirá un proceso electrolítico, que tendrá como fin lograr esta capa protectora sobre el aluminio.

La protección lograda mediante esta técnica depende del espesor de la capa formada. Además de la protección de la corrosión, también se logra que la superficie del material se vea homogénea y estéticamente atractiva.

El proceso de anodizado consta de las siguientes etapas:

Desengrase: se eliminan todo tipo de grasas, de origen vegetal o mineral, que se pueden llegar a encontrar en la superficie a tratar. Esta etapa se lleva a cabo en medio ácido y en altas temperaturas.

Decapado o matizado: en esta etapa se consiguen eliminar los óxidos generados en las etapas anteriores. En el proceso de decapado o matizado, se utiliza soda cáustica (NaOH) como decapante. El proceso se realiza a unos 50 °C.

Neutralizado: En este proceso se detiene la acción de la soda cáustica, se eliminan los óxidos y se blanquea el material. Se realiza a temperatura ambiente. Las piezas no se enjuagan luego de esta etapa, sino que pasan directamente a la etapa siguiente.

Anodizado: es en esta etapa en la cual se depositará sobre el material la capa protectora de óxido. La pieza de material cumple la función de ánodo en una celda galvánica, por lo sufrirá un proceso de oxidación, al ser sumergido en una solución de ácido sulfúrico y al ser sometido a una corriente eléctrica.

.

Electrocoloreado

El electrocoloreado es un procedimiento electroquímico con el cual se logra dar color a una superficie de aluminio. Se puede lograr una amplia gama de colores, negro, bronce o natural. Los demás colores también se pueden lograr, agregado tintas orgánicas.

La etapa de electrocoloreado es la siguiente, luego del anodizado. El material es sumergido en una solución de sulfato de estaño, para que este material quede en los poros de la superficie del aluminio, brindándole color. La tonalidad del color (más claro o más oscuro) depende de la cantidad de estaño depositado.

Luego la pieza de aluminio pasará por una etapa de sellado, que consiste en el taponamiento  de los poros para fijar el color.

Una de las principales desventajas de estos procedimientos es el impacto ambiental negativo que se genera, ya que en cada etapa del proceso de anodizado se producen aguas contaminadas y vapores tóxicos.

Categorías: compuestos químicos, Conceptos Básicos, Ecuaciones Químicas, electroquímica, elementos químicos, Propiedades, Reacciones químicas