Química

Alcaloides

Publicado por Ángeles Méndez

Se conoce con el nombre de alcaloides a las sustancias que actúan como metabolitos secundarios de las plantas que han sido sintetizados partiendo de aminoácidos. Derivan de aminoácidos los alcaloides verdaderos, siendo por lo tanto nitrogenados. La gran mayoría de ellos son de carácter básico (realmente todos son básicos menos la colchicina), y tienen acción fisiológica en animales, dando efectos psicoactivos incluso a pequeñas dosis, por lo cual son frecuentemente utilizados en el campo de la medicina para tratar problemas mentales y calmar dolores. Algunos de los alcaloides más famosos son la cocaína, la morfina, quinina, cafeína, etc.

Las estructuras químicas que presentan los alcaloides son variadas, considerándose según la definición, que un alcaloide es un compuestos químico con un grupo nitrógeno de tipo heterocíclico que procede de la metabolización de los aminoácidos.

Suelen tener efectos sobre el sistema nervioso central, influyendo unas sobre el sistema nervioso parasimpático y otras en el simpático, como por ejemplo la cocaína, la cual hace su efecto impidiendo que se capte la dopamina por el terminal sináptico, lo cual provoca un mayor efecto dentro de los receptores de tipo dopaminérgicos.

Los alcaloides poseen una actividad biológica muy diferente entre si, siendo la actividad más estudiada su acción de euforia, que entre otros provoca también la cocaína. Aunque hay alcaloides que actúan también como depresores del sistema nervioso como por ejemplo, la morfina.

Los alcaloides se extraen de diferentes y variados métodos, sobretodo a través de la purificación de medios fluidos supercríticos. Cuando se quieren extraer alcaloides de vegetales, se utiliza agua si se están formados por sales solubles en ella, o con ácido clorhídrico si en cambio no son insolubles.

Para detectar los alcaloides existe una gran cantidad de métodos, como por ejemplo, procesos cromatográficos, o reacciones como la de Mayer, entre otras.
Los alcaloides se aíslan por primera vez en el siglo XIX, entre los primeros fue la morfina, aislada del opio por el farmacéutico Friedrich Sertüner o la narcotina, aislada en el año 1803 por otro farmacéutico, Charles Derosne. Pero el alcaloide conocido más antiguo, es la coniína, aunque se tardó mucho tiempo en conocer bien su estructura.

Existe un tipo de alcaloides, los óxidos de aminados de alcaloides, que son conocidos comúnmente como genalcaloides. Estos derivan de la oxidación de los alcaloides con poseen en su estructura el grupo R= (NO)-R, de donde el nitrógeno actúa bajo la valencia 5. La acción de los genalcaloides es la misma que la del alcaloide del cual proceden, solamente que es algo más lenta. Algunos de ellos los podemos encontrar en la naturaleza como por ejemplo la geneserina.

Desde el punto de vista químico, están considerados como heterocíclicos y nitrogenados, siendo normalmente derivados de aminoácidos y triterpenos. Este tipo de alcanos se suele encontrar formando parte de sales junto al ácido acético, u oxálico, tartárico, cítrico, etc. Poseen importantes propiedades dentro del campo de la medicina, sobre todo en la rama hormonal. A su vez, los alcaloides en general también son causantes de numerosos tipos de intoxicaciones entre los humanos, siendo la forma más normal de intoxicación la que se produce a través de la ingesta de infusiones de hierbas medicinales, siendo muy peligroso sobre todo en el caso de los niños.

Existen muchos tipos diferentes de alcaloides, y estos se suelen clasificar con el fin de conocerlos mejor, siguiendo sus diferencias estructurales. De este modo podemos así hablar de alcaloides de núcleo pirídico (nicotina, por ejemplo), alcaloides de núcleo isoquinoleico (de donde podemos destacar la papaverina), alcaloides de núcleo fenantrénico (donde el más destacable es sin duda la morfina), alcaloides de núcleo tropánico (cocaína), entre otros.

Categorías: compuestos químicos, Propiedades

2 comentarios para “Alcaloides”