Química

El Silicio

Publicado por Ángeles Méndez

El silicio es un elemento químico del grupo del carbono, cuyo símbolo es Si, y cuenta con un número atómico de 14.

Después del oxígeno, el silicio es el elemento más abundante de la corteza terrestre, presente como SiO2, cuarzo, pedernal y arena y en muchos silicatos. El silicio es mucho más reactivo que el carbono, así, por ejemplo, a temperaturas elevadas se combina con el oxígeno, así como con todos los elementos halógenos, y con el azufre, nitrógeno, carbono y boro.
En alcalisis acuoso, el silicio libera hidrógeno, pero en cambio es insoluble en los ácidos.

En general, los elementos que como el silicio pertenecen al grupo del carbono, poseen unas configuraciones electrónicas que indican que pueden formar con facilidad derivados tetravalentes al llegar a emplear los 4 electrones de valencia de su última capa. Así, siguiendo la teoría de repulsión de pares de electrones, los compuestos tetravalentes de dichos elementos deberán poseer una forma tetraédrica; sin embargo, al igual que ocurre con otros elementos, sobretodo los más pesados de éste grupo, forman compuestos estables con valencias inferiores, generalmente, +2.

Otra de las características del grupo es la concatenación, es decir la formación de enlaces múltiples en los que hay dos o más silicios, enlazados entre sí. Los enlaces Si-Si, son los segundos más notables del grupo precedidos por los del carbono.

El silicio en general es de gran interés sobretodo en la fabricación de semiconductores, rectificantes, transistores, y baterías. Asimismo se emplea en aleaciones con otros elementos o sustancias.

Algunos de los compuestos más importantes del silicio son:

SiC: De gran dureza y resistencia térmica y semiconductor a temperatura elevada, es utilizado en la fabricaciçon de abrasivos, semiconductores, diodos rectificadores y luminiscentes, así como en la fabricación de resistencias eléctricas.

H2(SiF6): Es un fluorante y esterilizante del agua. También es utilizado como endurecedor de cementos y cerámica.

SiO2: Se usa en la fabricación de vidrios ( de elevadas transparencia, resistencia térmica y química), y cementos. Se emplea también como adsorbente y soporte de catalizadores, así como de abrasivo.

Silicatos: Dada su gran variedad, las aplicaciones de los silicatos son muy diversas, pues pueden actuar como absorbentes, soportes de catalizadores, en la fabricación de cemento y materiales cerámicos, en perforaciones petrolíferas, en la industria farmacéutica, etc.

Siliconas: Vienen utilizadas en la fabricaciçon de adhesivos, lubricantes, fluidos para el transporte de calor, impermeabilizantes y cosméticos.

En cuanto a los aspectos biológicos que presenta el silicio, este posee una posible función biológica, pero no es conocida. Este elemento no parece desempeñar función biológica directa alguna, si bien es posible que regule la biodisponibilidad del aluminio (elemento sumamente tóxico para los seres vivos), son lo que compite a la hora de coordinar (como ligandos) las bases duras.

A pesar de los anteriormente dicho, no se puede afirmar de manera concluyente que el silicio no intervenga en alguna de las etapas de formación y/o estabilización de los tejidos duros, puesto que se ha encontrado silicio entre los constituyentes de la fibras de colágeno y se ha descubierto que dicho elemento se une de manera fuerte a numerosos polisacáricdos y poliurónidos.

En cualquier caso, mediante estudios de nutrición animal se ha llegado a la conclusión de que a niveles excesivamente pobres de silicio se origina en los mamíferos deficiencias de crecimiento que afectan a la estructura ósea y/o cartilaginosa, las cuales remiten cuando se suministran dietas más ricas en este elemento. Por último conviene indicar que algunos complejos de silicio presentan actividad antitumoral.

Categorías: elementos químicos