Química

Inicio compuestos químicos, elementos químicos Aplicaciones de los metales alcalinotérreos

Aplicaciones de los metales alcalinotérreos

Publicado por Ángeles Méndez

Los metales alcalinotérreos se encuentra ocupando el segundo grupo de la tabla periódica, el cual se constituye por los elementos: berilio, magnesio, calcio, estroncio, bario y radio.

La relevancia de los metales alcalinotérreos en los sistemas vivos, al igual que en el caso del sodio y del potasio, el magnesio y el calcio son bastante abundantes en la naturaleza, además de ser elementos esenciales para la vida. Los iones hidratados [M (H2O)6]^n+, (de donde n puede tener valor, 1 ó 2 y M, hace referencia al metal), pueden atravesar diversas barreras del cuerpo, por lo tanto son capaces de producir una corriente eléctrica como la necesaria para la neurotransmisión en nuestro organismo.

En el caso del calcio, éste es un componente catiónico de los huesos y dientes, siendo además muy importante para la actividad cardíaca, ya sea en las contracciones musculares o en la transmisión de impulso nervioso.

En este grupo también podemos destacar la actividad radioquímica, donde el radio y el berilio hacen de buenos moderadores por lo cual vienen usados en la industria de la energía nuclear, gracias a que sus aleaciones, al no absorber neutrones, son utilizadas en los reactores nucleares. En los laboratorios se puede conseguir neutrones al bombardear con partículas alfa (generalmente radio) al elemento, berilio.

Cuando se añade un 2% de Be al cobre, se consigue agrandar unas seis veces la resistencia de éste, siendo utilizado en maquinarias eléctricas que producen chispa, interruptores eléctricos, motores de aviones, etc.

El estroncio 90, es un producto de fisión nuclear, pero es muy problemático, entre otras cosas, debido a su larga vida media, la cual es de unos 28 años. Además produce emisión de partículas beta, las cuales penetran a través de los tejidos con mayor facilidad que las partículas alfa. Debido a la gran similitud con el calcio, también es problemático, puede confundirse, y provocar la descalcificación de los huesos pues reemplaza al calcio.

El magnesio por su parte, es un eslabón fundamental en las moléculas de clorofila, la cual a su vez, es la responsable de la fotosíntesis. Además el magnesio también se utiliza para aislar aluminio, uranio, circonio, berilio, y un largo etc. Las aleaciones de éste metal son bastante ligeras, por lo cual, cada vez se encuentran con mayor presencia en la fabricación de aviones, barcos, maquinaria, etc.

Cuando hablamos de fuegos artificiales, esta familia de metales tiene un especial papel, pues básicamente los fuegos artificiales están constituidos por un oxidante, que puede ser nitratos, cloratos, bario, estroncio, etc.; un combustible, que puede ser carbono, silicio, aluminio, magnesio, etc.; y un colorante, que suelen ser sales de estroncio, sales de calcio (que otorga el color rojo), sales de cobre (color verde), y sales de sodio (color amarillo). Los gránulos de hierro y aluminio son las chispas de color dorado o blanco, que percibimos y luego, gracias a los tintes de tipo orgánico, se consiguen los humos de diversas tonalidades. Finalmente el ruido viene provocado por el titanio en polvo.

El bario, en el compuesto, sulfato de bario, debido al ser opaco a los rayos-X, se utiliza en forma fina o en polvo (conocida como papilla de bario), para hacer radiografías del sistema digestivo. Pero, sin embargo, el cloruro de bario, el cual es soluble, puede provocarnos un fallo cardiaco.

Los compuestos del calcio, como pueden ser las calizas, la cal viva o apagada, y el yeso, poseen un alto número de aplicaciones en las industrias del acero, vidrio, industria láctea, industria papelera, etc. Además se utilizan para controlar el nivel de pH, y se encuentra estrechamente relacionadas con la fabricación de los jabones, detergentes, antiácidos, cementos, y un sin fin de productos.

Categorías: compuestos químicos, elementos químicos