Química

Inicio compuestos químicos, Conceptos Básicos, elementos químicos Disoluciones; componentes y concentración

Disoluciones; componentes y concentración

Publicado por Mónica González

Las disoluciones están formadas por dos o más substancias puras, llamadas componentes de la disolución. Estos componentes reciben distintos nombres.

Suluto es la sustancia que se disuelve. Es el componente que entra en menor proporción.

Disolvente es la sustancia en la cual se disuelve el soluto. Es el componente que entra en mayor proporción

En el caso de la sal disuelta en agua, el soluto es la sal y el disolvente del agua.

Para conocer una disolución  hay que indicar además de los componentes que la forman, la proporción o cantidades relativas en que estos intervienen, es decir su concentración.

Se llama concentración a la relación entre la cantidad de soluto y la de disolución o la de soluto y disolvente.

Disolución diluida es aquella en que la cantidad de soluto es pequeña en relación con el volumen total de la disolución.

Disolución concentrada es la que cuenta con una gran cantidad de soluto en relación al total de la disolución.

Disolución saturada es la que ya no admite más soluto, es decir, ha alcanzado la máxima concentración. Cuando en el vaso con agua hemos colocado tanta cantidad de sal que ha llegado el momento en que esta ya no se disuelve, hemos obtenido una disolución saturada.

Las disoluciones diluidas: el pH

Las principales disoluciones que a lo largo de estos temas vamos a tratar, relacionadas con los seres vivos son disoluciones diluidas.

Tomemos un poco de vinagre. Probémoslo. ¿Tiene sabor ácido verdad? Es un compuesto químico llamado precisamente así: ácido. Hay muchos tipos de ácidos el vinagre es ácido acético. Otros ácidos son el ácido nítrico, el ácido clorhídrico, el ácido sulfúrico, etc.

El general, hay que tener precaución cuando se manejan ácidos ya que pueden producir quemaduras en la piel.

Normalmente los ácidos que se manejan no son puros. Se encuentran disueltos en más o menos agua. Los que menor proporción de agua tienen se llaman concentrados. Y los de mayor proporción; diluidos. Dentro del mismo acido las disoluciones concentradas son más frecuentes que las diluidas.

Existen otras sustancias que en lugar de ácidas son alcalinas: poseen propiedades químicas opuestas a las de las sustancias anteriores. Reciben el nombre de bases. Entre ellas tenemos la potasa, la cal y el amoniaco.

Si disolvemos en agua algún ácido, la disolución tendrá carácter ácido. Y si disolvemos una base la disolución será básica o lo que es igual alcalina.

Pero,  no serán todas las disoluciones igualmente ácidas igualmente básicas, sino que el carácter de la disolución variará en cada caso. Es muy importante determinar este punto y ello se consigue a través de la escala del pH que determina la cantidad de átomos de hidrógeno con carga eléctrica (H+)  que hay en una disolución. Cuantos más existan, más ácida será la disolución.

El pH se expresa por medio de una escala numérica que comprende del 0 al 14.  Se consideran y un pH = 7 corresponde una disolución neutra, es decir ni acida ni básica. Los valores inferiores a 7 corresponden a disoluciones ácidas y los superiores a 7 a disoluciones básicas. Así pues, una disolución que tenga un pH = 3 será una disolución ácida y otra que tenga un pH = 11 será una disolución básica.

Cuanto más alejado del siete sea el pH de una disolución, más acusado será su carácter ácido o básico. Por consiguiente a mayor valor numérico corresponde mayor carácter básico de menor valor numérico mayor carácter ácido.

Una disolución de pH = 2,  es más ácida que otra de pH = 3. La relación que hay entre estos números sigue el orden decimal. Pasar de un valor al inmediato inferior es multiplicar por 10. Así una solución con pH = 2 es 10 veces más ácida que otra de pH = 3 y 100 veces más ácida que una de pH = 4.  A este tipo de escalas se les denomina “escalas logarítmicas”.

Categorías: compuestos químicos, Conceptos Básicos, elementos químicos