Química

Base fuerte

Publicado por Mónica González

Antes de explicar el concepto de base fuerte, tenemos que definir a qué se le llama base: Se denomina base a toda sustancia que cuando es disuelta en agua aporta iones OH al medio, por ejemplo, el hidróxido de sodio NaOH:

NaOH == > OH + Na+

Los términos  base y de ácido son opuestos. Para medir la  basicidad de una sustancia en medio acuoso se usa el concepto de pOH, que sumado al pH, el resultado es 14. Por esta razón se utiliza con frecuencia el pH tanto para ácidos como para bases. Si el pH de una sustancia se encuentra por encima de 7, entonces se considera que es básica.

Según la teoría de Brönsted y Lowry, de bases y ácidos, que se dio a conocimiento en el año de 1923, una base es toda aquella sustancia que es capaz de recibir un protón (H+). Esta definición incluye a la anterior, si el NaOH se disocia en agua liberando iones OH-, éstos son capaces de aceptar un protón, y actúan como base.

Según Lewis, una base es aquella sustancia capaz de ceder dos electrones (un par). Volvemos al ejemplo del ión OH-, que tiene un par de electrones libres, por lo tanto, está incluido también en esta definición de base, así como también lo están algunas moléculas como NH3 (amoníaco) y el agua.

Las bases incluidas en las definiciones de Arrhenius y  Bronsted y Lowry, son a su vez bases de Lewis.

KOH, NaOH, Al(OH)3, serían algunos ejemplos de bases de Arrhenius.

S2-, NH3, HS, podrían ser algunos buenos ejemplos de base de Brönsted y Lowry.

Concepto de base fuerte.

Se le llama base fuerte a aquella que se disocia de forma completa cuando se disuelve en agua, aportando la máxima cantidad de iones OH- posibles, en condiciones de temperatura y presión constantes. La disociación de bases fuertes hidroxílicas puede representarse de la siguiente manera:

La disociación de bases no hidroxílicas se podría representar como se observa a continuación:

Algunos ejemplos de bases fuertes son los siguientes:

Hidróxido de sodio NaOH
Hidróxido de potasio KOH
Hidróxido de bario Ba(OH)2
Hidróxido de cesio CsOH
Hidróxido de calcio (también llamada cal apagada) Ca(OH)2
Hidróxido de litio LiOH

Las bases fuertes hidroxílicas son las más conocidas, pero también existen las no hidroxílicas, a continuación tenemos algunos ejemplos de las mismas:

Amiduro de sodio NaNH2
Hidruro de sodio NaH
LDA (diisopropilamida de litio) C6H14LiN

En contraposición al concepto de base fuerte, tenemos la base débil, que al disolverse en agua también aporta iones OH- al medio, pero en menor medida, ya que la forma disociada de encuentra en equilibrio con la forma no disociada de la sustancia, según su constante de disociación.

Categorías: Ácidos y Bases, compuestos químicos, Conceptos Básicos, Propiedades