Química

Inicio compuestos químicos Ácido ascórbico

Ácido ascórbico

Publicado por Ángeles Méndez

El ácido ascórbico, más conocido comúnmente como vitamina C. Se trata de un nutriente de tipo esencial para los seres humanos y los mamíferos. El ácido ascórbico es necesario para innumerables reacciones químicas del metabolismo, ya sea en las plantas o en los animales, siendo incluso producida a nivel interno la mayoría de los organismo que necesitan de el, siendo el ser humano una excepción, por lo que necesitamos introducir este ácido a través de la dieta, y produciendo enfermedades como el escorbuto cuando existe un déficit de dicha vitamina, siendo precisamente del escorbuto de donde procede el nombre de ácido ascórbico. Además es un ácido utilizado de manera amplia en la industria alimentaria como aditivo.

El farmacóforo del ácido ascórbico es el llamado, ion ascorbato, que es los organismos actúa como un antioxidante, protegiendo al organismo de la oxidación, siendo también cofactor de diversas reacciones de tipo enzimáticas vitales para la vida.

Se ha estudiado que las personas que incluyen el ácido ascórbico de forma habitual y rica en sus dietas, siempre que este sea procedente de fuentes naturales, como puedan ser las frutas, verduras, etc., poseen una menor mortalidad y poseen en general una salud más fuerte, pues se dan menor número de enfermedades crónicas. Pero claramente, esta afirmación da lugar a muchos debates dentro del mundo de la medicina, pues también se han realizados estudios en los que se incluía el ácido ascórbico de manera adicional a través de suplementos, lo que resulta no ser muy beneficioso, así que siempre es mejor si su procedencia es natural.

Un trabajo sobre la determinación de la estructura de éste ácido supuso el premio Nobel en el año 1937, para el químico Walter Haworth, y también se otorgó dicho premio en el campo de la medicina a Albert Von Szent-Györgyi Nagyrápolt, en relación con el ácido ascórbico, pero esta vez por la función biológica de éste.

El ácido ascórbico se biosintetiza en la mayoría de los animales o las plantas, siguiendo una secuencia que consta de 4 pasos de tipo enzimáticos, donde se consigue convertir la glucosa en el ácido ascórbico. A este proceso se le conoce como glicólisis-dependiente, pues la glucosa que se necesita para poder producir vitamina C en el hígado de los mamíferos, se saca del glucógeno.

Los humanos no tenemos la capacidad de sintetizar el ácido ascórbico debido a la enzima que participa en la síntesis en el último lugar, que tiene el gen con defecto; su nombre es la L-gulonolactona oxidasa.

Este ácido puede ser absorbido por la mucosa de la boca, el estomago o en el intestino delgado, a modo de ácido ascórbico o también como ácido dehidroascorbico, pasando a ser transportado vía venosa hasta el hígado, desde donde posteriormente será llevado a los órganos o tejidos que lo precisen. Se elimina por la orina, como ácido oxálico, mientras que por las heces se elimina directamente a modo de vitamina no absorbida.

El ácido ascórbico y su sintetización están muy ligadas a la incapacidad de disminuir el ácido úrico en los humanos, siendo ambos ácidos fuertemente reductores.

El ácido ascórbico es un L-enantiómero del ascorbato, siendo el contrario al D-enantiómero, ambas moléculas poseen igual estructura.

La vitamina C o ácido ascórbico es necesaria para el correcto desarrollo de las piezas dentales, así como de encías, huesos o cartílagos. Participa en la absorción del hierro, influye en el crecimiento, es importante en la producción de colágeno, etc.

El ácido ascórbico es reutilizable fácilmente para el humano, de hecho los requerimientos necesarios de dicha vitamina son mucho menores en el ser humano que en el resto de los primates. Es una vitamina de tipo hidrosoluble, lo que hace que sea fácilmente eliminable por vía renal, a través de la diuresis, lo que hace difícil decir cual es la cantidad diaria recomendable, variando según cada país u organismo.

Existen dos tipos de vitaminas C, las naturales y las sintéticas. Dentro de las naturales tenemos el ácido ascórbico y ascorbato de sodio (ambos levógiros).

Categorías: compuestos químicos