Química

Método de Mohr

Publicado por Ángeles Méndez

El método de Mohr, es utilizado en valoraciones químicas de cloruros y bromuros, con plata, utilizando como indicador el cromato potásico. La formación de Ag2CrO4, de color rojo, nos indicará el punto final de la valoración. Durante la valoración, las condiciones que deben darse deben ser tales que el cloruro precipite de manera cuantitativa como cloruro de plata antes de que se consiga formar el precipitado de Ag2CrO4. Por otra parte, el indicador debe ser lo bastante sensible como para poder dar un cambio de color apreciablemente nítido, con una pequeña porción de plata.

Se puede llegar a calcular la cantidad de concentración del cromato, que debe de encontrarse en la disolución para que la precipitación inicie exactamente en el punto de equivalencia. Cuando la disolución se encuentre saturada de las dos sales, el cloruro y el cromato de plata, se cumplirán de manera simultanea los equilibrios siguiente ( los valores de Kps indicados son aproximados) :

Ag^+ + Cl^- ↔ AgCl ↓ (precipitado); Kps = [Ag^+] [Cl^- = 10 ^-10]
2 Ag^+ + CrO4^2- ↔ Ag2CrO4 ↓; K*ps = [Ag^+] ^2 [CrO4^2-] = 2.10^-10

Si despejamos la concentración de catión plata de las dos constantes y pasamos a igualar, obtendremos una relación de donde deduciremos que la relación de las concentraciones de ambos iones es:

Kps/ √ K*ps = [Cl^-] / √[CrO4^2-] = 7.10^-5

Como en el punto de equivalencia se cumple que la concentración de iones plata es igual a la concentración de iones cloro y todo ello a su vez es igual a :

√ Kps = √ 10^-10 = 10^-5 M

Con dicho valor de concentración de cloro, tendremos la concentración de cromato que debe encontrarse presente en la disolución para que se produzca la precipitación del cromato de plata en el momento, dándonos un resultado de 0.02 M.

Por lo cual, teóricamente hablando, se comenzará la formación de Ag2CrO4, en el punto de equivalencia, cando la concentración de cromato en la disolución en concreto sea, como hemos mencionado, de 0.02 M. Pero, sin embargo, se debe agregar un cierto exceso de plata antes de sea bien visible el color rojo.

En la práctica, en los laboratorios, se ha podido comprobar que una concentración de indicador del orden de unos 10^-3 M, es la idónea para poder detectar sin problemas ni equívocos el punto final.

Como ya se ha mencionado, el método de Mohr se utiliza para la determinación del cloruro y de los bromuros. No es aplicable a la determinación del yoduro o los sulfocianuros, pues en estos casos, el punto final resulta bastante difícil de observar, debido a los fenómenos de adsorción que tiene lugar en dichos procesos.

Otra de las variables a tener en cuenta en el método de Mohr es el pH. La valoración debe de llevarse a cabo en una disolución de tipo neutra, o en su defecto, débilmente alcalina, en un intervalo que se comprende de entre pH 7 al pH 10.5. Así, en medio ácido, el indicador se protona, mientras que a un pH alcalino, se podría ver precipitado el hidróxido de plata antes que el cromato de plata incluso. El ajuste del pH, cuando la disolución es algo ácida, puede realizarse simplemente añadiendo bicarbonato sódico.

Categorías: compuestos químicos, química analítica