Química

Lonsdaleíta

Publicado por Ángeles Méndez

La lonsdaleíta, es un mineral polimórfico de estructura hexagonal. Dicho mineral, es un alótropo del carbono, es decir, es el carbono mismo presentado bajo unas estructuras químicas diferentes, pero siempre en el mismo estado físico, aún tratándose del mismo elemento. Dentro del carbono podemos distinguir diferentes y famosos alótropos, como son el grafito, el diamante o el fulereno.

A la lonsdaleíta se le suele conocer bajo el nombre común del “diamante hexagonal”, debido tanto a su composición, como a la estructura hexagonal que presenta la red cristalina que lo conforma. Cabe recordar que el diamante posee una estructura tetraédrica.

La lonsdaleíta, recibe su nombre en honor de la científica irlandesa, Kathleen Lonsdale. Su origen lo podemos situar en el impacto de meteoritos ricos en grafito con la Tierra, pues la lonsdaleíta deriva precisamente del grafito, disponiéndose los átomos de carbono hexagonalmente de manera muy similar a éste.

El mineral lonsdaleíta, podemos encontrarlo de forma natural única y exclusivamente en los lugares donde se ha producido impactos de meteoritos contra la Tierra. El grafito que contienen los diferentes meteoritos, debido a la grandísima presión a la que se encuentran sometidos, así como a la temperatura, pasa a transformarse en diamante, pero sin embargo, es capaz de conservar la estructura típicamente hexagonal del grafito.

Este mineral fue descubierto por vez primera en el año 1967, en Arizona, Estados Unidos, concretamente en el cráter Barringer (en inglés conocido como, Meteor Crater), o también conocido como Meteor Mountain. Dicho cráter se formó como resultado del impacto que tuvo lugar hace alrededor de 50.000 años, por el meteorito llamado, Canyon Diablo.

Seguidamente se comenzó a encontrar dicho mineral en diferentes zonas donde previamente habían impactado diferentes meteoritos.
A pesar de encontrarlo de manera natural, la lonsdaleíta se puede producir o sintetizar también de manera artificial en un laboratorio, a través de diferentes procesos de calentamiento y compresión de material grafito, utilizando en algunos casos explosivos o prensas de tipo estáticas.

A parte de la lonsdaleíta que hemos mencionado hasta el momento, también podemos hablar de otro tipo de dicho material, la conocida como lonsdaleíta superdura.
Un grupo de científicos de la Universidad de Nevada, así como otros científicos de la Universidad de Shangai, anunciaron en el año 2009, el reciente descubrimiento de dicho material, la lonsdaleíta superdura. Suministrando una carga bastante elevada se descubrió que la lonsdaleíta reaccionaba haciendo crecer su resistencia en lo que a la compresión se refiere, llegando incluso a un 78%, siendo así permanente dicho cambio.

Categorías: compuestos químicos