Química

Inicio compuestos químicos Compuestos orgánicos volátiles

Compuestos orgánicos volátiles

Publicado por Ángeles Méndez

Los compuestos orgánicos que contienen carbono, es decir, los compuestos orgánicos, los encontramos en todos los seres, y elementos vivos. En el caso de los compuestos orgánicos volátiles, son también conocidos como VOC o COV, dependiendo si tratamos las siglas en idioma inglés o español respectivamente. Este tipo de compuestos de tipo volátil, se convierten de manera sencilla en gases o vapores. Además de carbono, dichos compuestos contienen también hidrógeno, oxígeno, flúor, bromo, cloro, nitrógeno o azufre.

Los compuestos orgánicos volátiles, se liberan en la quema de los combustibles, tipo gasolina, carbón, o también madera y gas natural, por ejemplo. Se da el caso de la liberación de estos compuestos también en disolventes, pinturas, etc.

Los compuestos orgánicos volátiles podemos dividirlos en: Naturales y artificiales.

Dentro del grupo de compuestos orgánicos volátiles naturales podemos encontrar compuestos como el isopreno, limoneno o pineno; y en el grupo de los artificiales podemos destacar, el benceno, el tolueno o el nitrobenceno.

Otros tipos de compuestos orgánicos volátiles pueden ser los formaldehídos, disolventes como puede ser el tolueno, xileno, acetona, clorobenceno, etc. Muchos de estos compuestos son utilizados de manera común en los disolventes para pinturas, repelentes de insectos, ambientadores del aire, productos para tratar la madera, disolventes para grasas, y un largo etc.

A menudo, muchos de estos compuestos son tóxicos o peligrosos para el aire y el medioambiente. La importancia de los compuestos volátiles orgánicos se encuentra en la capacidad que tienen para ser usados como precursores del ozono que se encuentra en la troposfera, así como su papel como destructores del ozono que se encuentra en la estratosfera. Participan en la formación del conocido smog fotoquímico cuando reacciona con otro tipo de componentes que se encuentran en la atmósfera, además de con la luz solar. Suele ser más frecuente en las urbes, lo que da lugar a atmósferas con abundancia de ozono, el cual torna a ser de un color marrón. Al bajar las emisiones de los compuestos orgánicos volátiles, así como también de los óxidos del nitrógeno, se consigue prevenir la formación de smog.

Los compuestos orgánicos volátiles tienen propiedades típicas que son responsables de los efectos que provocan en nuestra salud y la del medio ambiente. Este tipo de compuestos pueden ser volátiles, liposolubles, inflamables o tóxicos.

  • Volatilidad: Son el tipo de compuestos orgánicos que se suelen evaporar de manera sencilla pasando a la atmósfera. Dicha propiedad provoca contaminación atmosférica, así como también serios problemas para la salud. Al organismo lo afecta mayormente si la vía de entrada en el organismo es a través de la inhalación.
  • Liposolubilidad: Al ser moléculas orgánicas, son liposolubles, pues en una característica de ellas. Estas presentan una destacada afinidad por las grasas, las cuales se tienden a acumularse en el organismo, concretamente en los tejidos de tipo grado que tenemos en nuestros cuerpos.
  • Inflamabilidad: los compuestos orgánicos volátiles por lo general son inflamables, ardiendo fácilmente en su contacto con el aire.
  • Toxicidad: Esta característica o propiedad depende en gran medida del tipo de compuestos en cada caso, así como también de las condiciones en las que se encuentren dichos compuestos. Cuando se produce una exposición a corto plazo, estos pueden ocasionar reacciones de tipo alérgicas de diferentes características. Cuando las exposiciones son más prolongadas en el tiempo, la toxicidad se relaciona más con lesiones más graves como las de tipo neurológica, psiquiatritas, etc., afectando a la memoria, el estado de ánimo, la concentración, etc.

Los compuestos orgánicos volátiles se producen en industrias como la siderúrgica, la del calzado, plásticos, industria alimentaria, farmacéutica, cosmética, y un largo etc.

Categorías: compuestos químicos