Química

Inicio Ecuaciones Químicas, Reacciones químicas Reacciones de precipitación

Reacciones de precipitación

Publicado por Ángeles Méndez

Las reacciones de precipitación, consisten en la formación de un compuesto no soluble, llamado precipitado, producido al mezclar dos disoluciones diferentes, cada una de las cuales aportará un ion a dicho precipitado, es decir, una reacción de precipitación tiene lugar cuando uno o más reactivos, combinándose llegan a generar un producto insoluble.

Por ejemplo, al mezclar dos disoluciones de nitrato de plomo (II), y otra de yoduro potásico, ambas sales son electrolitos fuertes, por lo que se encontraran totalmente disociadas en sus iones, en el caso del nitrato de plomo (II), Pb^2+, y en el caso del nitrato de potasio, KNO3, disociado completamente en sus iones.

La reacción que se produzca entre ambos, será una reacción de precipitación:

Pb(NO3)2 (aq)  +  2 Kl (aq) ↔  Pbl2 (s)  +  2 KNO3 (aq)

En la práctica, la disolución de nitrato de plomo (II), es incolora, y al añadirle la disolución de Kl, se forma como producto final, un precipitado de Pbl2, de color amarillo

A su vez, esta ecuación recibe e nombre de ecuación molecular, por ser ésta en la forma que se han escrito las distintas sustancias.

La ecuación iónica, se consigue disociando completamente en sus iones a los electrolitos fuertes que se encuentren disueltos. Por ejemplo, el PbI2 precipitado se escribe de forma molecular:

Pb^2+ (aq) + 2 NO3^- (aq) + 2 K^+ + 2I^- (aq) ↔ PbI2 (s) + 2K^+ (aq) + 2NO3^-

La ecuación iónica neta, se consigue eliminando de los dos miembros de la ecuación anterior, a los iones, conocidos como iones espectadores:

Pb^2+ (aq) + 2 I ^- (aq) ↔ PbI2 (s)

En esta ecuación podemos ver que siempre que reaccionen los iones I^- y Pb^2+, sean cuales sean las sales de las que procedan, los iones espectador darán lugar a un precipitado de PbI2.

Cuando usamos los datos que se nos proporcionan las constantes del producto de solubilidad de las diversas sustancias, conseguimos predecir si la reacción que se lleva acabo entre dos compuestos en disolución dará lugar o no, a la precipitación de una sustancia que será muy poco soluble.

Para poder realizar esta predicción, tendremos que tener en cuenta, a parte de la constante Ks, también el valor del producto iónico, que se simboliza con la letra Q.
Para hacer que una sustancia precipite por la reacción entre dos sustancias disueltas, el producto iónico de la sustancia debe tener un mayor valor que la constante del producto de solubilidad.

Q > Ks

Si se cumple esta condición, el compuesto precipitará hasta que llegue el momento en el que Q sea igual a Ks, llegando así a decir que la disolución se encuentra saturada.

Frecuentemente, en los trabajos de laboratorio necesitamos realizar la reacción de precipitación de manera fraccionada, pues a menudo se debe eliminar un ion determinado de una disolución, manteniendo disueltos al resto de iones presentes, de este modo realizamos un proceso selectivo de separación de iones, a través de lo que se conoce como: precipitación fraccionada.

La precipitación fraccionada consiste en añadir un ion precipitante que pueda dar lugar a dos productos que serán unos compuestos de solubilidad lo bastante diferente como para poder provocar la precipitación de uno solo de ellos.

Categorías: Ecuaciones Químicas, Reacciones químicas

Realizar un comentario