Química

Polímeros de adición

Publicado por Ángeles Méndez

Los polímeros son un tipo de moléculas orgánicas (macromoléculas), que se encuentran constituidas por la unión de monómeros, o lo que es lo mismo, moléculas pequeñas.
Los polímeros están constituidos por las uniones de miles de moléculas pequeñas (monómeros), formando así grandes cadenas de formas variadas.

Hay polímeros naturales que tienen gran importancia en el comercio y en la industria, como puede ser el caso del algodón, que se encuentra formado por numerosas fibras de celulosa. Otros ejemplos de polímeros naturales como la seda, o la lana.
La gran mayoría de los polímeros que usamos actualmente son de origen sintético.

Para entender los polímeros de adición, es importante dejar claro el concepto de polimerización, el cual consiste en una reacción a través de la que se sintetizan polímeros partiendo de sus monómeros.
Dicha reacción se realiza siguiendo diferentes mecanismos, pudiendo ser una polimerización por pasos, o en cadena. Sea como sea, el tamaño de la cadena va a depender de la temperatura y del tiempo que dure la reacción, pudiendo así, cada cadena un tamaño diferente y por lo tanto, también una masa molecular diferente.

Los polímeros pueden ser lineales, cuando se encuentran formados por una sola cadena de monómeros, o polímeros ramificados.

Existen diferentes procesos para poder unir monómeros con el fin de formar grandes moléculas, así los polímeros se clasifican de diferentes maneras, según su origen, su mecanismo de polimerización, su composición química, sus aplicaciones, o también por las condiciones experimentales en la reacción, etc.

Los polímeros de adición se encuentran dentro del grupo de polímeros clasificados según su mecanismo de polimerización.

De este modo, los polímeros de adición son polímeros en los que en su reacción no se produce la liberación de compuestos de masa molecular baja. Se lleva a cabo la polimerización en este tipo de polímeros, cuando está presente un catalizador, que provoca la unión de un polímero detrás del otro, hasta el final de la reacción. Es decir, un polímero de adición se forma cuando tiene un catalizador y también una temperatura favorable para su formación, pues dichos factores harán que el alqueno abra su doble enlace, de manera que quede una valencia libre de cada átomo de carbono participante, pudiendo así añadirse moléculas de monómeros, hasta llegar a conseguir un polímero concreto.

Dicha reacción implica siempre que se produzca una ruptura de las uniones entre monómeros, o también una apertura entre ellas, con el fin de permitir la formación de una cadena.

Hay cinco reacciones diferentes por adición:

  • Polimerización de tipo vinilo: Es la reacción de adición en la cual tiene lugar la suma de pequeñas moléculas de igual tipo debido a la apertura del doble enlace sin que se produzca eliminación de alguna parte de la molécula.
  • Polimerización de tipo epóxido
  • Polimerización alifática de tipo diazo
  • Polimerización de tipo a-aminocarboxianhidro:  es un tipo de reacción de adición donde moléculas pequeñas de un mismo tipo se unen entre sí debido a la ruptura del anillo por la eliminación de una parte de la molécula.
  • Polimerización tipo p-xileno: reacción de adición de biradicales que se forman debido a la deshidrogenación.

Categorías: Química Orgánica, Reacciones químicas

Realizar un comentario