Química

El Galio

Publicado por Ángeles Méndez

El galio es el elemento químico con símbolo Ga, y de número atómico de valor 31, perteneciente al grupo 13 de la tabla periódica.
El galio es un metal que posee un característico color blanco grisáceo, con un brillo casi plateado cuando se encuentra en su forma sólida. El galio se puede fundir a temperatura ambiente, debido a un punto de fusión considerablemente bajo, pues es de 28,56 ºC. En cambio, el intervalo de temperatura en la cual el galio permanece en su estado líquido es bastante amplio, siendo uno de los más altos de todos los metales, pues es de 2174 ºC, pero a su vez posee una presión de vapor más bien baja, inclusive si se encuentra a altas temperaturas. El metal, al igual que le ocurre al agua cuando se transforma en hielo, al solidificarse expande aproximadamente un 3%, y puede también flotar en un líquido.

Tiene una gran tendencia a enfriarse por debajo de su punto de fusión, por lo cual se necesita añadir un pequeño sólido al metal, el cual aun se encuentra en estado líquido, para conseguir solidificarlo. La cristalización del metal no se provoca en sus estructuras simples; su fase estable cuando se encuentra en condiciones normales obtiene una forma de tipo ortorrómbica, con unos ocho átomos en cada celda, donde cada átomo posee otro a su lado, con una distancia aproximadamente de 2,44 Ǻ. En dicha estructura el enlace químico que se forma entre los átomos que se encuentran más cerca es de tipo covalente, siendo el Ga2, la molécula que consigue formar el cristal.
El galio consigue fácilmente corroer otros tipos de metales cuando se difunde en las redes cristalinas que forma.

El Galio se utiliza en la fabricación de semiconductores y de diodos luminosos. Cuando se encuentra en su fase líquida (a altas temperaturas), se usa también para transportar el calor, y en el caso del arseniuro de galio, que es un semiconductor, se emplea para la fabricación de transistores, células solares, o LED.
También se utiliza en los termómetros que miden altas temperaturas debido al bajo punto de fusión que posee.
Se han hecho investigaciones recientes con las aleaciones galio-aluminio, cuando se encuentran en contacto con el agua provocando una reacción química que desprende hidrógeno. Dicho método para la obtención del hidrógeno, no es demasiado conveniente económicamente, y ni siquiera es ecológico pues se necesita que el aluminio se funda doblemente, lo que provoca un considerable gasto energético. También podemos hablar de las aleaciones del galio con el antimonio en agua, donde si hacemos incidir la luz del sol, se produce una separación molecular del agua en hidrógeno y oxígeno. Esta aleación permite dejar de utilizar combustibles de tipo fósil para generar dichos elementos partiendo de las moléculas de agua, reduciéndose así las distintas emisiones que se producen del CO2.

En cuanto a los aspectos biológicos del Galio, el Ga (NO3)3, posee una notable actividad antineoplástica frente al cáncer de huesos, en cuya terapia resulta ser muy eficaz. En el caso del cáncer óseo se produce una hipercalcemia grave, que puede originar la muerte del paciente; esta hipercalcemia remite de manera rápida cuando se administra Ga (NO3)3, el cual llega a inhibir la descalcificación. Aunque en el caso citado el mecanismo de acción farmacológica del Ga (NO3)3, no es bien conocido, parece estar asociado a mecanismos enzimáticos, aunque posiblemente también podría tener significación la sustitución de iones calcio, por iones galio. De igual manera, el Ga (NO3)3, galio 67, se usa para estudiar la estructura ósea. El complejo de galio 67,tiene utilidad médica,pues utilizado con ión nitrato como ligando, es empleado para localizar y definir inflamaciones localizadas, es decir, zonas inflamadas.

Categorías: elementos químicos