Química

Tipos de Titulación

Publicado por Mónica González

Acido-Base (Acidimetría – Alcalimetría)

Si una solución de ácido es titulada con una solución alcalina (o sea en la acidimetría) los hidroxilos de la solución alcalina se combinan con los hidrógenos ionizables del ácido, aumentando el pH de la solución, a determinado pH el punto de equivalencia es alcanzado y la reacción terminada. El mismo razonamiento se aplica a las soluciones alcalinas tituladas por ácidos (esto es la alcalimetría): el pH en el punto de equivalencia depende de la naturaleza de la concentración de los reactivos.

Oxidación-Reducción (Redox):

Se basan en los procesos en que existe transferencia de electrones (esto es, en las reacciones de oxireducción). Los agentes oxidantes o reductores presentan diferencies actividades químicas. Oxidantes fuertes tienen pronunciada tendencia a ganar electrones, que son capaces de remover un gran número de reductores. Lo mismo sucede en la pérdida de electrones en relación a los reductores. Siendo la intensidad de la acción oxidante o reductora de un sistema determinada por su potencial de oxidación.

Precipitación:

Una reacción con formación de precipitado puede ser utilizada para titulación, desde que procese con velocidad adecuada, que sea cuantitativa y que haya un modo de determinar el momento en que el punto de equivalencia fue alcanzado. En la práctica esas condiciones limitan seriamente el número de reacciones de precipitación utilizables. Muchas reacciones de precipitación precisan de tiempos relativamente largos para ser consideradas cuantitativas.

Formación de Complejos:

Las titulaciones compejométricas se basan en la formación de un complejo soluble. Son reacciones extremadamente comunes, pero pocas satisfacen las condiciones para ser utilizadas en química analítica. En su mayoría los complejos no son estables lo suficiente como para permitir una titulación. Los complejos que pueden ser utilizados son casi siempre agentes quelatantes, siendo el reactivo más común la sal di-sódica del ácido etileno-di-amino-tetracético (EDTA).

Casi todos los metales pueden ser titulados por el EDTA o reactivos semejantes y esas titulaciones representan uno de los mayores desarrollos de la química analítica clásica en los últimos años.

Titulación sin Indicador:

El punto de equivalencia es indicado por el surgimiento de una turbidez. Ese es uno de los métodos más precisos de análisis volumétrica para la determinación de la plata.

La determinación es realizada por la adición de una solución titulada de NaCl o NaBr y la suspensión es agitada hasta que exista coagulación del AgBr o AgCl formado.

La velocidad de coagulación es una indicación de la proximidad del punto de equivalencia, pues cuanto menor la concentración de iones plata en la solución, menor la carga positiva en las partículas de precipitado.

El precipitado es dejado en reposo para depositar y entonces un pequeño volumen de la solución titulada diluida diez veces es agregada a la solución, cuya fase líquida estará perfectamente límpida.

Cualquier resto de ion plata en la solución dará turbidez. Si esa turbidez fuese fuerte, la solución será nuevamente agitada para coagulación y el proceso repetido hasta que se tenga poca o ninguna turbidez.

Como esta titulación requiere habilidad y es muy trabajosa, en la práctica en general se utilizan métodos con indicador.

Categorías: compuestos químicos, Conceptos Básicos, elementos químicos, Propiedades, Reacciones químicas

Realizar un comentario