Química

Inicio Conceptos Básicos, Enlaces químicos Propiedades de los enlaces químicos

Propiedades de los enlaces químicos

Publicado por Mónica González

La llave para la comprensión del comportamiento de la materia está en el entendimiento de los conceptos involucrados en sus enlaces químicos, que pueden ser clasificados en iónicos, covalentes o metálicos.

Enlace Iónico

Los enlaces iónicos ocurren generalmente entre un elemento muy electronegativo, como un no metal con otro elemento poco electronegativo como un metal.

Los no metales, debido a su elevada electronegatividad, al enlazarse iónicamente con los metales, adquieren carga eléctrica negativa.

Átomos con exceso de electrones, o sea, con carga eléctrica negativa son llamados aniones. Ya, los metales, en el enlace iónico, adquieren carga eléctrica positiva debido a la perdida de uno o más electrones.

Átomos que cedieron electrones, o sea, adquirieron carga eléctrica positiva, son llamados cationes.

Las principales propiedades de los compuestos iónicos son:

  • Altos puntos de fusión y ebullición
  • Conducen corriente eléctrica cuando son disueltos en agua o fundidos
  • Presentan aspecto cristalino

Un ejemplo de compuesto iónico, está, ciertamente en nuestras cocinas. Se trata del cloruro de sodio, popularmente conocido como sal de mesa. Esta sal esta compuesta por dos elementos, un metal, el Sodio y un no metal, el Cloro.

Ambos elementos por medio del enlace iónico, adquieren una estabilidad energética, la cual es explicada por la regla del octeto. La regla dice que los átomos con excepción del hidrógeno, adquieren estabilidad al poseer ocho electrones en su última capa.

Enlace Covalente

Si en los enlaces iónicos existía la donación de electrones, en los enlaces covalentes ocurre el compartimiento de electrones entre los átomos que establecen el enlace. Esto ocurre entre átomos que poseen poca diferencia de electronegatividad. En este tipo de enlaces, hay dos tipos de situaciones.

La primera es cuando los átomos que constituyen el enlace son iguales. En este caso, decimos que el enlace es covalente apolar, o sea, sin polos, pues ambos átomos atraen igualmente los electrones del enlace, no existiendo polaridad.

La segunda es, cuando los átomos que constituyen el enlace son diferentes. En este caso, decimos que ella es covalente polar, o sea, ocurre la formación de polos, pues los átomos debido a la electronegatividad diferente entre ellos, atraen de forma diferente los electrones constituyentes del enlace.

Las propiedades físicas de los compuestos moleculares se deben no solo al enlace covalente entre los átomos, como también al tipo de interacción entre sus moléculas.

Las principales propiedades de los compuestos covalentes son:

  • Pueden existir, en condiciones ambiente, en los estados gaseoso, líquido y sólido. Cuando se presentan en estado sólido, poseen puntos de fusión y ebullición más bajos, comparados con los de las sustancias iónicas o metálicas.
  • Algunas son solubles en agua, otras son solubles en solventes orgánicos y otros aún, son solubles en ambas.
  • Normalmente, no son conductoras de electricidad, ni siquiera puros, ni aún disueltos en agua. La excepción a esta regla ocurre en el caso de los ácidos, que cuando están en solución, conducen la corriente eléctrica.

Un ejemplo de compuesto covalente apolar es el oxígeno, presente en el aire que respiramos, disuelto en el agua de los ríos y mares en los cuales los peces respirar y en el proceso de combustión de la parafina de una vela.

Un ejemplo de compuesto covalente polar es el monóxido de dihidrógeno, conocido popularmente como agua. Considerada un solvente universal, el agua corresponde al 70% en masa de nuestro cuerpo. Ella debería ser un gas, pero debido a la fuerte interacción entre sus moléculas, conocida por “enlace de hidrógeno”, en temperatura y presión ambientes, su estado físico es líquido.

Enlace Metálico

Los metales de un modo general son poco electronegativos, no ejerciendo por tanto, una atracción muy fuerte sobre los electrones de la última capa. Debido a esta característica, el enlace metálico se constituye por la configuración de retículos cristalinos, perfectamente definidos, formados por cationes de carga eléctrica positiva que son neutralizados por electrones, los cuales, en este caso, estarán presos a los átomos más libres, lo que explica gran parte de las propiedades de los metales.

Principales propiedades de los compuestos metálicos:

  • Buenos conductores de calor y electricidad
  • La mayoría se presenta en estado sólido
  • La mayoría posee puntos de fusión y ebullición elevados
  • Son maleables o dúctiles
  • Poseen brillo característico

Un ejemplo de compuesto metálico, puede ser el oro, que es un metal noble, muy valorizado en el mercado. El es generalmente comercializado en la forma de mezcla con otros compuestos, mezcla que, en los metales tiene el nombre de aleación.

El oro 18 kilates por ejemplo, es una aleación de 18 partes de oro y 6 partes de otros metales, representando así 75% de oro y 25% de plata, cobre o bronce. La utilización de la aleación del oro con otros metales, se debe al hecho de que el oro puro (24 kilates) es demasiado blando y eso lo hace inadecuado para la producción de una joya cualquiera.

Categorías: Conceptos Básicos, Enlaces químicos

Realizar un comentario